¿Cómo debemos instalar nuestras cerraduras invisibles?

Por muchos es conocido que las nuevas tecnologías han llegado con la firme determinación de quedarse. Y esto no es una excepción para el ámbito de la cerrajería, ya que las cerraduras invisibles se han convertido en uno de los sistemas de seguridad más eficientes del mercado.

Una de sus mayores ventajas es que pueden incluirse en cualquier tipo de puertas, independientemente si se trata de elementos principales o secundarios. Y por supuesto, da igual el material de la puerta en la que se instalen; su eficiencia no cambia.

Ahora bien, no es necesario que un cerrajero venga y te instale una cerradura invisible, ya que el mismo kit de instalación incluye la observación de que de lo puede instalar cualquier persona. Lo puedes hacer tú mismo, te ahorras un dinerillo, y mantienes la mente ocupada.

Da igual la marca de cerradura invisible que compres ya sea Cerraduras Dierre o Remock Lockey, el procedimiento esta muy estandarizado. Igual te mostramos este vídeo por si tienes dudas de cómo instalar tu cerradura invisible.

Preparación de la instalación

Como bien dijimos inicialmente no requieres de especialización ni experiencia en el campo de la cerrajería, pero sí posiblemente algo de paciencia y voluntad. En primer lugar te recomendamos comprobar que el kit de instalación se encuentre completo y que no le falte una pieza, una vez comprado en la tienda de cerraduras más cercana.

Dentro del paquete del cerrojo debe estar incluido el cuerpo de la cerradura, las baterías correspondientes, los mandos a distancia, los componentes para la fijación y finalmente la placa de cierre. Como extra se incluye el manual de instrucciones, del que no debemos prescindir.

Es normal que muchos piensen que no lograrán completar la instalación, y por ello se recomienda leer y releer todas las veces que sea posible el manual de instrucciones. Lo curioso de esta instalación es que no requieres hacer perforaciones ni complejos cableados.

Ten a la mano todas las herramientas para toda esta tarea de instalación, como es el caso de reglas, escuadras, lápiz o bolígrafo, cinta métrica, un destornillador y un formón.

¿Cómo debemos instalar nuestras cerraduras invisibles?

Para instalar tu cerradura invisible…

A continuación te invitamos que te pongas manos a la obra, para lo que deberás estar lo suficientemente concentrado para la iniciación de una instalación con cero nervios. Haz las mediciones necesarias, y marca con un lápiz la altura de la ubicación de la cerradura.

Luego tendremos que separar la cerradura de la placa de fijación para minimizar toda clase de incertidumbres. Traza una línea de referencia para la placa, pues de esta manera la cerradura no quedará torcida, influyendo de forma significativa en la estética y seguridad.

Paso seguido se marca la puerta y se proceden a enroscar los tornillos de la placa de fijación. Se coloca el cuerpo de la cerradura sobre la placa, y controlamos la posición que nos convenga para fijar la cerradura.

Se insertan los cilindros de centrar de forma alineada. Luego se fija la pletina en el marco de la puerta. Finalmente se colocan las pilas y se siguen todos los pasos para la programación del dispositivo, así como el enlazado de los mandos a distancia.

Una vez hayamos logrado vincular los mandos, colocamos la tapa de las pilas a la cerradura y ya el dispositivo debe estar listo para proteger nuestra puerta.